jueves, 9 de diciembre de 2010

La cápsula privada Dragon completa con éxito su primer viaje espacial

La cápsula privada Dragon
La cápsula Dragon, de la empresa privada SpaceX, amerizó hoy en el océano Pacífico, tras completar con éxito su primer viaje espacial, que la NASA calificó de "histórico".

Con el amerizaje concluye el primer viaje de Dragon, una cápsula diseñada para transportar en el futuro carga a la Estación Espacial Internacional (EEI).

El director de la agencia espacial estadounidense (NASA), Charles Bolden, destacó en un comunicado como un "hecho histórico" el primer viaje espacial del Dragon, que regresó a la atmósfera después de completar dos órbitas terrestres, tras ser lanzada por el cohete Falcon 9 a las 14.43 GMT desde Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.).

"Mientras el lanzamiento de cohetes son consideraos hechos comunes, el significado histórico de lo logrado hoy por SpaceX no debe ser perdido", explicó Bolden poco después de que se completara con éxito el primer viaje espacial de una cápsula lanzada por una empresa privada.

Este viaje "muestra cómo el Gobierno y la industria pueden compartir financiación y conocimientos para impulsar una nueva y vibrante economía espacial", agregó.

El control de la misión reveló, a través de la página web de la NASA, que el lanzamiento se había desarrollado de forma "satisfactoria" y que, minutos después, la cápsula Dragon, que transporta el Falcon 9, se separó del módulo principal.

Dragon completó dos órbitas completas alrededor de la tierra, en las que los controladores sometieron a la aeronave a diferentes maniobras, informó la agencia aeroespacial de Estados Unidos.

El despegue, la entrada en órbita y el posterior regreso de Dragon forman parte de los primeros pasos hacia la entrada de empresas privadas en el transporte aeroespacial, una vez que la NASA ha anunciado la progresiva reducción de programas espaciales con financiación pública.

El primer lanzamiento de prueba fue realizado también con éxito el pasado 4 de junio.

La NASA va a necesitar de forma inmediata sistemas como el Falcon 9-Dragon, ya que tiene planeado retirar su flota de transbordadores espaciales en 2011, sus únicas naves espaciales capaces de transportar astronautas, lo que deja a las naves rusas Soyuz como las únicas capaces de llevar personas a la estación espacial.

El Gobierno de EE.UU. quiere ver si firmas privadas como SpaceX pueden lanzar cohetes y cápsulas espaciales de modo más barato y eficiente que los programas públicos.

SpaceX cuenta en la actualidad con un contrato con la NASA por 1.600 millones de dólares por 12 vuelos al espacio, de momento las cápsulas pueden transportar carga pero no astronautas.

EFE

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Primera eyección de un satélite dentro de otro en vuelo libre

NASA
La agencia espacial estadounidense ha conseguido por primera vez que un nanosatélite salga al espacio con éxito desde el interior de un microsatélite en vuelo libre alrededor de la Tierra. El Nanosail-D fue expulsado desde el nuevo microsatélite FASTSAT de la NASA, demostrando la capacidad de esta nueva generación de ingenios espaciales para llevar a bordo una pequeña carga que puede liberarse de forma autónoma en el espacio. La operación tuvo lugar el día 6 de diciembre.

Los nanosatélites suelen ser lanzados e implementados a partir de un mecanismo llamado P-POD (Desplegador Orbital de Poli-picosatélites) montado directamente en un vehículo de lanzamiento. Esta es la primera vez que la NASA ha montado un sistema P-POD en un microsatélite para expulsar un nanosatélite.

FASTSAT, equipado con seis cargas útiles de ciencia y tecnología, incluida el NanoSail-D, fue lanzado el 19 de noviembre desde la isla de Kodiak, Alaska. Durante el lanzamiento, la unidad de vuelo NanoSail-D, del tamaño de una hogaza de pan, se guardó en su interior.

"El éxito de la eyección de NanoSail-D muestra la capacidad operativa de FASTSAT como un medio independiente y rentable de colocar en órbita cargas útiles de esta índole con seguridad", dijo Mark Boudreaux, director del proyecto FASTSAT en el Marshall Space Flight Center en Huntsville, Alabama. "Con este primer paso, hemos demostrado que podemos iniciar una serie de diferentes tipos de cargas útiles para usar este sistema de despliegue común y autónomo desde un microsatélite como FASTSAT", dijo.

"NanoSail D tiene múltiples objetivos que permitirán la demostración de tecnología durante este vuelo", dijo Joe Casas, científico del proyecto FASTSAT en Marshall. Casas dijo que cuando la vela NanoSail-D esté desplegada, fabricada de un material mucho más delgado que un cabello humano, se podrá disminuir significativamente el tiempo necesario para que un pequeño satélite se ponga en órbita sin el uso de propulsores, como ocurre con la mayoría de los satélites de uso tradicional.

Después de la expulsión, un contador de tiempo en NanoSail-D lleva una cuenta regresiva de tres días mientras el satélite orbita la Tierra. Una vez que el contador llegue a cero, cuatro brazos entrarán en funcionamiento y NanoSail-D comenzará a mostrar una vela cuadrada de polímero. En sólo cinco segundos, la vela se desplegará plenamente.

Si el despliegue se realiza correctamente, NanoSail-D estará en órbita terrestre baja entre 70 y 120 días, dependiendo de las condiciones atmosféricas. NanoSail-D está diseñado para demostrar la implementación de un sistema compacto de vela solar que podría conducir a un mayor desarrollo de esta alternativa de esta tecnología de propulsión y de la capacidad de FASTSAT para expulsar un nanosatélite de un microsatélite.

EUROPA PRESS

Seguidores

C.C. 2.5 Enigmas del Futuro   ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOP