martes, 21 de septiembre de 2010

El cambio climático podría afectar más al Mediterráneo con tormentas y sequía

El cambio climático podría afectar más al Mediterráneo con tormentas y sequíaLa zona del mar Mediterráneo podría ser una de las más afectadas por el cambio climático en el planeta, pues el aumento de gases efecto invernadero puede derivar en precipitaciones más intensas y "cambios sustanciales" en el ciclo hídrico, con años muy lluviosos y otros de sequía.

Esta alternancia de años lluviosos con secos podría derivar en problemas para gestionar recursos hídricos, como ha alertado en rueda de prensa el presidente de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ricardo García Herrera, que también ha dicho que esta situación podría evitarse con una "reducción sustancial" de este tipo de gases que aumentan la frecuencia de los "fenómenos severos".

García Herrera ha hecho estas declaraciones tras la inauguración en Córdoba de la Conferencia de la Sociedad Europea de Satélites Meteorológicos (Eumetsat), a la que asisten alrededor de cuatrocientos expertos en meteorología y satélites de más de cuarenta países.

La teoría del cambio climático, un fenómeno sobre el que no hay "un acuerdo al cien por ciento" en la comunidad científica pero sí es respaldado por la mayoría de sus miembros, recoge, tal y como ha destacado García Herrera, no sólo datos de los últimos 150 años, sino también evidencias paleoclimáticas, como los testigos de hielo de Groenlandia o los registros de corales.

Según los datos recogidos en estos vestigios, los cambios en el clima que se producen en la actualidad no se habían registrado en otros períodos históricos, por lo que García Herrera ha respaldado el cambio climático como "una situación que no tiene precedentes" y "una evidencia incontestable".

Con el objetivo de mejorar la predicción meteorológica, Eumetsat tiene previsto lanzar al espacio el primer satélite de tercera generación o MTG, que también servirá para controlar los niveles del mar y mejorar la detección de rayos, pues esta nueva tecnología permitirá registrar los rayos que caen en los océanos, ya que en la actualidad la cobertura sólo incluye la masa de tierra.

García Herrera ha explicado que el registro de rayos en los océanos permitirá detectar la evolución de tormentas intensas en las masas de agua, aunque, por otro lado, ha destacado que la previsión meteorológica "nunca predice al cien por ciento los fenómenos a escala local", puesto que la "atmósfera es un sistema caótico".

Sin embargo, con el satélite MTG, cuyo lanzamiento está previsto para el 2018 y que asegurará la observación desde el espacio del tiempo y el clima hasta al menos 2038, se podrá tener una información, gracias a la obtención de "perfiles verticales" de temperatura y humedad, que permitan mejorar las herramientas para predecir las tormentas.

En este sentido, el director general de Eumetsat, Lars Prahm, ha indicado que este satélite, que precisa una inversión de 3.000 millones de euros y sobre el que se está trabajando desde 2001, posibilitará avances en la vigilancia de la atmósfera y, por lo tanto, mejorar las predicciones, con el objetivo de proteger la vida humana de las incidencias del clima.

Prahm se ha mostrado confiado en que todos los países que forman parte de Eumetsat tengan aprobada la inversión para el satélite para noviembre de este año, toda vez que algunos estados como Reino Unido o Francia ya han dado el visto bueno, mientras que otros como España o Alemania no han aprobado aún el proyecto.

EFE

Sé el primero en comentar

Seguidores

C.C. 2.5 Enigmas del Futuro   ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOP