domingo, 20 de diciembre de 2009

El primer barco a una luna de Saturno

El primer barco a una luna de SaturnoCientíficos estadounidenses de la Agencia Espacial norteamericana (NASA) están planeando el envío de un pequeño barco, la primera "embarcación extraterrestre" a Titán, una de las lunas de Saturno, en cuya superficie ya se sabe que hay grandes cuencas de metano líquido.

Si la NASA finalmente da el visto bueno se trataría de la primera exploración de un mar extraterrestre. El proyecto está bajo estudio hace dos años y en las próximas semanas se espera que la NASA lo anuncie formalmente.

La idea, además, se ha discutido en los últimos días en la conferencia de la Unión Estadounidense de Geofísica en San Francisco (AGU, por sus siglas en inglés), el encuentro de estudiosos de la Tierra más importante del mundo.

Según apunta la BBC, la sonda Cassini, de la NASA, ha estado orbitando Saturno por más de cinco años y ha demostrado que Titán es un gran lugar para explorar. La idea sería lanzar el bote al espacio en una nave en 2016, aunque debido al largo viaje, no estaría navegando en Titán antes de 2023.

"La historia de la exploración humana de la Tierra es una historia de navegantes y marineros, y creo que la idea de que podamos explorar por primera vez un mar extraterrestre es alucinante para la mayoría de la gente", dijo una miembro del equipo de investigadores, Ellen Stofan.

Según los expertos, los descubrimientos que se puedan hacer en Titán podrían tener relevancia para el estudio del planeta Tierra y permitirían a los científicos estudiar procesos climáticos similares bajo circunstancias muy diferentes.

EUROPA PRESS

martes, 8 de diciembre de 2009

El turismo espacial está más cerca

Los gobernadores Schwarzenegger y Richardson bautizan la nave acompañados de Richard Branson. EFELa compañía Virgin Galactic, propiedad del millonario británico Richard Branson, presentó este lunes su SpaceshipTwo (SS2), la nave con la que pretende iniciar los viajes turísticos al espacio a partir de 2011.

El prototipo, del tamaño de un jet privado y con capacidad para transportar a seis pasajeros y dos pilotos, fue presentado oficialmente en unas instalaciones de la empresa situadas en el desierto de Mojave, en California y rebautizado con champán por los gobernadores de California, Arnold Schwarzenegger, y Nuevo México, Bill Richardson, con el nombre de Virgin Space Ship (VSS).

"Es verdaderamente un gran día. El equipo ha creado no sólo una novedad mundial, sino también una obra de arte. La presentación de SS2 lleva la visión de Virgin Galactic al siguiente nivel", afirmó entusiasmado Branson, para quien la construcción de la nave es una "evidencia tangible" de que su proyecto de turismo espacial es factible. "Creo que la Nasa no volverá a ser la misma tras nuestra entrada en esta industria", concluyó.

La construcción de la SS2 comenzó en 2007 y se desarrolló en secreto bajo la dirección del ingeniero Burt Rutan, responsable del diseño del SpaceshipOne (SS1), el primer avión espacial de uso privado que sirvió como base para la fabricación del SS2 y que realizó vuelos con éxito en 2004.

El año pasado Virgin Galactic dio a conocer el White Knight Two (WK2), una gigantesca nave nodriza que servirá de plataforma de lanzamiento para el SS2. El WK2, en pruebas desde septiembre de 2008, será el responsable de transportar el SS2 hasta los 16.000 metros sobre la superficie terrestre, altura a la que la nave espacial se desprenderá y se propulsará con un cohete hasta situarse a 105 kilómetros de la Tierra. A esa distancia, el SS2 realizará un vuelo suborbital y permanecerá cinco minutos en situación de ingravidez antes de volver a entrar en la atmósfera terrestre y aterrizar en un aeropuerto del mismo modo que un transbordador de la NASA. La pista de aterrizaje y despegue estará situada en una base aún por construir en Nuevo México.

Centenares de aspirantes a astronautas han pagado ya 200.000 dólares o han hecho depósitos para asegurarse la oportunidad de ser de los primeros pasajeros de estos futuristas viajes al espacio. "Paradójicamente, la crisis económica no ha tenido consecuencias sobre nuestra actividad. Ninguno de los clientes que habían reservado su billete lo ha cancelado", asegura Branson, que viajará junto con su familia en el viaje inaugural.

Está previsto que desde ahora la SS2 se someta a un proceso de pruebas con el fin de ultimar su desarrollo y para cumplir con los requisitos aéreos de la legislación estadounidense.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿Cómo será el ser humano del futuro?: Cuatro opciones que baraja la ciencia

¿Cómo será el ser humano del futuro?: Cuatro opciones que baraja la ciencia El aspecto que tendrá el ser humano dentro de cientos, miles o millones de años es una de esas grandes preguntas a las que los científicos no pueden replicar con una única respuesta.

¿Nos convertiremos en inviduos más altos, sanos y esbeltos? Se trata de una fantasía generalizada, pero algunos investigadores apuntan a panoramas más realistas y otros creen que ni siquiera sufriremos cambios dignos de reseñar. Las teorías más extraordinarias dibujan un futuro de ciencia ficción, en el que podríamos convertirnos en ciborgs, organismos cibernéticos dotados de dispositivos mecánicos para mejorar las limitadas capacidades biológicas con las que hemos nacido, e incluso hay quien apunta que acabaremos digitalizando nuestras conciencias para conseguir una inmortalidad cibernética.

El debate está más de actualidad que nunca con motivo del segundo centenario del nacimiento de Charles Darwin (1809-1882) y los 150 años de su obra más famosa, «El origen de las especies», este último celebrado hace tan sólo unos días. En su libro, el naturalista británico esbozaba la entonces revolucionaria teoría de la evolución, una ley del más fuerte que quizás ya no funcione con nuestro extenso grupo humano. En la actualidad, el curso que tomará el hombre está más allá de la fortaleza y la habilidad para sobrevivir al medio. La tecnología y el desarrollo de la medicina, el cambio climático y la destrucción de los ecosistemas de la Tierra, la gigantesca migración que hemos protagonizado como especie y quizás el más extraordinario viaje que nos espera, la conquista de otros planetas para convertirlos en hogares habitables, pueden influir en nuestra futura apariencia tanto como en nuestras vidas. Estas son las principales hipótesis al respecto:

-La evolución ya se ha detenido:

«Porque hemos evolucionado, es natural imaginar que lo continuaremos haciendo, pero creo que ésa es una idea errónea», afirma el antropólogo Ian Tattersall, del Museo de Historia Natural de Nueva York, a la revista National Geographic. «Por lo que sabemos, las innovaciones genéticas se producen solamente en pequeñas poblaciones aisladas», añade el especialista. Por ejemplo, esto es lo que ocurrió con los famosos pinzones de Darwin en las Galápagos, que adquirieron características propias para ajustarse a la vida en la isla.

La selección natural, a la manera del naturalista británico, tiene lugar cuando una mutación genética -como una columna adecuada para caminar erguido- se transmite de generación en generación, porque supone algún beneficio para la especie. Finalmente, la mutación se convierte en la norma. Para Tattersall es muy difícil que esto le ocurra al Homo sapiens, ya que poblamos prácticamente todo el planeta y disfrutamos de gran mestizaje y movilidad. «Tendremos que aprender a vivir tal y como somos», concluye.

Esta idea está respaldada por otro concepto importante en la teoría de Darwin que ya no funciona de la misma forma. El más fuerte no encabeza necesariamente el cambio evolutivo, ya que, gracias a los avances médicos, los más débiles, individuos que habrían muerto sin remedio si sólo dependieran de la selección natural, también sobreviven y pueden transmitir sus genes. Al menos, en las sociedades occidentales.

-Mujeres más bajas y rellenitas:

Al contrario que sus colegas más negativos, otros científicos creen que la evolución humana está lejos de haberse terminado. Una de las hipótesis más interesantes fue publicada hace apenas unas semanas en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Según el biólogo evolutivo Stephen Stearns, de la Universidad de Yale, las mujeres del futuro serán más bajas (dos centímetros menos), más rellenitas (dos kilos más) y más fértiles. Además, tendrán un corazón más sano que el de las mujeres actuales. Todo eso ya para el año 2409. No queda tanto.

El científico pudo comprobar que las mujeres más bajas y de mayor corpulencia tendían de forma inequívoca a tener más descendencia que las demás, más altas y delgadas. De la misma forma, las mujeres con una menor presión sanguínea y con índices de colesterol más bajos también tenían más hijos que la media. Pero lo que terminó de convencerle es que todos esos rasgos pasaban a la siguiente generación, de forma que también las hijas de esas mujeres tenían más hijos que la media.
La conclusión es que los humanos actuales siguen evolucionando y que, en palabras de Stearns, «la selección natural aún está en funcionamiento». Por supuesto, los cambios evolutivos identificados por los investigadores serán lentos y graduales, como ocurre con el resto de las especies.

Otros científicos afirman que la evolución sigue actuando a partir de las distintas frecuencias de determinados genes según la localización geográfica de los individuos estudiados. Y algunos atribuyen gran importancia a la selección de la pareja sexual para garantizar hijos más sanos, una selección a la que la tecnología puede dar un giro, ya que permitirá obtener descendencia sin enfermedades, más fuerte y saludable y, por lo tanto, también más atractiva.

-Una inmortalidad electrónica:

El movimiento conocido como transhumanismo que confía en las nuevas tecnologías para trascender al mundo biológico y mejorar las capacidades mentales y físicas del ser humano. Nick Bostrom, director del Instituto de Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford y uno de los principales teóricos de esta tendencia, considera que el desarrollo de la clonación, la robótica, la genética, la inteligencia artificial y la nanotecnología cambiarán nuestro aspecto de una forma determinante.

No es una evolución natural, pero es una evolución. El rango de posibilidades es ilimitado, desde una especie de ciborgs con piezas electrónicas en el cuerpo que nos ayuden a superar nuestras limitaciones humanas hasta el desarrollo de una nueva generación de super soldados o atletas, propuestas que aunque parezcan insólitas no pueden despreciarse, ya que quizás el futuro nos plantee serios problemas morales que debemos estar preparados para afrontar.

Una de las ideas más extremas del transhumanismo es la inmortalidad electrónica: que el cerebro de una persona pueda «escanearse» átomo a átomo para transferir sus pensamientos a un ordenador.

-Colonias fuera de este mundo:

En el futuro, la colonización de otros planetas puede dar lugar a una situación insólita: congéneres de la especie humana absolutamente aislados durante un prolongadísimo espacio de tiempo. ¿Podrían producirse cambios evolutivos? El antropólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison John Hawks explica en National Geographic que para que una nueva especie humana vuelva a surgir sería necesario un panorama semejante. Sin embargo, a pesar de que poblaciones de lugares como Australia y Papua Nueva Guinea han permanecido parcialmente aisladas durante 30.000 años, no se produjeron cambios espectaculares.

JUDITH DE JORGE | ABC.es

Seguidores

C.C. 2.5 Enigmas del Futuro   ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOP