martes, 8 de diciembre de 2009

El turismo espacial está más cerca

Los gobernadores Schwarzenegger y Richardson bautizan la nave acompañados de Richard Branson. EFELa compañía Virgin Galactic, propiedad del millonario británico Richard Branson, presentó este lunes su SpaceshipTwo (SS2), la nave con la que pretende iniciar los viajes turísticos al espacio a partir de 2011.

El prototipo, del tamaño de un jet privado y con capacidad para transportar a seis pasajeros y dos pilotos, fue presentado oficialmente en unas instalaciones de la empresa situadas en el desierto de Mojave, en California y rebautizado con champán por los gobernadores de California, Arnold Schwarzenegger, y Nuevo México, Bill Richardson, con el nombre de Virgin Space Ship (VSS).

"Es verdaderamente un gran día. El equipo ha creado no sólo una novedad mundial, sino también una obra de arte. La presentación de SS2 lleva la visión de Virgin Galactic al siguiente nivel", afirmó entusiasmado Branson, para quien la construcción de la nave es una "evidencia tangible" de que su proyecto de turismo espacial es factible. "Creo que la Nasa no volverá a ser la misma tras nuestra entrada en esta industria", concluyó.

La construcción de la SS2 comenzó en 2007 y se desarrolló en secreto bajo la dirección del ingeniero Burt Rutan, responsable del diseño del SpaceshipOne (SS1), el primer avión espacial de uso privado que sirvió como base para la fabricación del SS2 y que realizó vuelos con éxito en 2004.

El año pasado Virgin Galactic dio a conocer el White Knight Two (WK2), una gigantesca nave nodriza que servirá de plataforma de lanzamiento para el SS2. El WK2, en pruebas desde septiembre de 2008, será el responsable de transportar el SS2 hasta los 16.000 metros sobre la superficie terrestre, altura a la que la nave espacial se desprenderá y se propulsará con un cohete hasta situarse a 105 kilómetros de la Tierra. A esa distancia, el SS2 realizará un vuelo suborbital y permanecerá cinco minutos en situación de ingravidez antes de volver a entrar en la atmósfera terrestre y aterrizar en un aeropuerto del mismo modo que un transbordador de la NASA. La pista de aterrizaje y despegue estará situada en una base aún por construir en Nuevo México.

Centenares de aspirantes a astronautas han pagado ya 200.000 dólares o han hecho depósitos para asegurarse la oportunidad de ser de los primeros pasajeros de estos futuristas viajes al espacio. "Paradójicamente, la crisis económica no ha tenido consecuencias sobre nuestra actividad. Ninguno de los clientes que habían reservado su billete lo ha cancelado", asegura Branson, que viajará junto con su familia en el viaje inaugural.

Está previsto que desde ahora la SS2 se someta a un proceso de pruebas con el fin de ultimar su desarrollo y para cumplir con los requisitos aéreos de la legislación estadounidense.

Sé el primero en comentar

Seguidores

C.C. 2.5 Enigmas del Futuro   ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

TOP